Fotorejuvenecimiento

Pieles envejecidas o dañadas por el sol, el estrés, el tabaco o la edad. Manchas solares. Queratosis actínicas. Lesiones vasculares. Rosácea. Arañas vasculares o pequeñas venitas rojizas (Telangiectasias). Poros grandes y dilatados.